Se realizó el sorteo de los cuartos de final de la competición en la sede de la UEFA. - HonduNews

Se realizó el sorteo de los cuartos de final de la competición en la sede de la UEFA.

Deportes Internacionales .
Publicidad

Nyon, Suiza.

Los cuatro favoritos para ganar la Champions League, el Barcelona, el Manchester City, el Real Madrid y el Bayern Múnich, evitaron enfrentarse entre sí en un sorteo de cuartos de final que no emparejó a ninguno de los grandes candidatos a levantar el título en Kiev el próximo 26 de mayo.

El exfutbolista ucraniano Andriy Shevchenko se encargó de ejercer de mano inocente en la sede de la UEFA en Nyon. Con decisión, una a una, sacó todas las bolas que en pocos minutos solventaron un sorteo que benefició, sobre todo, al Barcelona.

El conjunto azulgrana se emparejó con el Roma y el partido de ida se disputará en el Camp Nou. Los hombres de Ernesto Valverde, a priori, son los favoritos. Con Lionel Messi en plena forma y con un camino casi intachable en la competición, el cuadro italiano tiene menos opciones de alcanzar las semifinales.

El propio Monchi, ahora director deportivo del Roma, reconoció la superioridad de su rival después del sorteo: “Es normal, la historia del Barcelona es más grande que la del Roma, pero vamos a pelear al máximo. Mientras hay vida hay esperanza”, dijo. Monchi confiará en hombres como el bosnio Edin Dzeko (cuatro goles en la competición), el belga Radja Nainggolan o el portero brasileño Alisson, que  sobresalen por encima del resto junto a veteranos como Daniele De Rossi.

No confiará en los precedentes entre ambos clubes, negativos para el Roma. En la liguilla del curso 2015/16, el Barcelona ganó 6-1 en el Camp Nou y empató 1-1 en el estadio del club italiano.

Y en la 2001/2002, volvió a firmar tablas, esta vez en el Camp Nou (1-1) y perdió 3-0 en Roma. Pero si el Barcelona fue el mayor beneficiado de los cuatro favoritos, el vigente campeón, el Real Madrid, que busca su tercera Liga de Campeones consecutiva, se enfrentará con el Juventus en un clásico europeo.

Se reeditará la final del año pasado, pero a doble partido, el primero en el Juventus Stadium y la vuelta en el Santiago Bernabéu. Los hombres de Zidane se jugarán la temporada con el buen recuerdo de la final de Cardiff, donde ganaron 1-4 a la “Vecchia Signora”.

Fuera del resto de competiciones, se encomendarán a superar a su rival en dos partidos para mantener su única ilusión del curso. El Juventus marcha con paso firme en la Liga italiana. Ocupa la primera posición cuatro puntos por encima del Nápoles. Además, el próximo 9 de mayo disputará la final de la Copa de Italia contra el Milan.

Y jugadores como Gianluigi Buffon, podrían tener la última oportunidad de ganar un título que le falta. A sus 40 años, el mítico portero italiano sueña con la Liga de Campeones. El Real Madrid, favorito, podría acabar con ese sueño que Buffon alargó tras eliminar al Tottenham después de ganar 1-2 en Wembley.

Higuaín, Dybala, Pjanic o Chiellini, se erigirán como los peores obstáculos de la Juve para los hombres de Zidane, que con Cristiano Ronaldo en su mejor momento de forma intentarán no fallar. El candidato alemán, el Bayern, tendrá que superar al Sevilla en un duelo inédito en los torneos europeos.

Así lo decidió la mano derecha de Shevchenko, que emparejó a dos equipos que jamás se han cruzado ni en la Copa de Europa, ni en la Copa de la UEFA ni en la extinta Recopa.

El campeón germano será un “coco” para el equipo del técnico italiano Vincenzo Montella, que ya hizo historia tras alcanzar los cuartos de final después de eliminar al Manchester United en los octavos con una victoria de prestigio en Old Trafford (1-2).

El ex jugador ucraniano Andriy Schevchenko fue el encargado de sacar las bolitas en el sorteo. Además, la eliminatoria se iniciará en el Ramón Sánchez Pizjuán y el Bayern tendrá ventaja de campo con el choque de vuelta en el Allianz Arena.

Con Jupp Heynckes al frente, el cuadro germano ha recuperado su estilo puramente alemán. Ahora es más sólido y tiene más carácter que en anteriores ediciones. Lewandowski, Robben, Müller, James o Thiago son sólo un ejemplo del poderío del Bayern. El Sevilla tendrá que volver a ser heroico para alcanzar las semifinales.

El Liverpool-Manchester City cerró el sorteo. Fue el último emparejamiento y el único entre dos equipos de un mismo país. El millonario proyecto de Pep Guardiola no lo tendrá nada fácil.

Su rival es un equipo muy competitivo formado por auténticas flechas expertas en contragolpes mortales. Ese es el sello que ha impuesto el técnico alemán Jurgen Klopp, que tiene en Roberto Firmino, Mohamed Salah y Sadio Mané a un tridente explosivo que puede acabar de un plumazo con el City, que sólo alcanzó las semifinales en toda su historia y quiere repetir ante un equipo al que no se ha enfrentado nunca.

El juego de control de Guardiola se verá las caras con el fútbol directo del Liverpool; igual que la ilusión del Sevilla se medirá con el rodillo del Bayern; o la historia del Real Madrid en su competición fetiche con la correosa Juventus; y la “Messimania” del Barcelona con la solidez del Roma. Pero, ningún favorito, se verá las caras. Los partidos de ida de los cuartos de final se disputarán el 3/4 de abril y la vuelta el 10/11 del mismo mes